Warning: mail() has been disabled for security reasons in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/mu-plugins/bps-mu-tools.php on line 107

Warning: Use of undefined constant post - assumed 'post' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/themes/valpovisual/single.php on line 1
Cuestionario Valpovisual: Colectivo Miope | Valpovisual
Martes, Agosto 9, 2016
Cuestionario Valpovisual: Colectivo Miope

La organización unipersonal dedicada a la realización y difusión de cine compartió con nosotros sus preferencias cinematográficas.

1.- Una película (ficción): “Irreversible” (2002), de Gaspar Noé. Cristo está obsoleto. El esquema ahora será “Antes o después de Irreversible”. Es una cinta iniciática. Recuerdo que me encontraba trabajando en una biblioteca católica –casi opus dei/gay– en 2006 y tenía que hacer respaldos (pirateos académicos) de las películas para préstamo, entre otras tareas bibliotequísticas sabrosonas. De repente, y de pura casualidad, encontré o se me cruzó este DVD, y del cual no tenía referencia alguna, ni de su director ni nada. (Curiosamente, sí conocía al director sin saberlo, que había sido entrevistado en un documental inserto en el DVD de “Saló” (1975) que compré a comienzos de 2005). La cosa es que vi la película sin leer la sinopsis ni nada: simplemente un día me senté y la vi a fierro pela’o. Me voló la cabeza, no sólo lo obvio del contenido provocador sino su estructura, tanto o más disruptiva. Creo que en su momento tuve un debate especulativo con un amigo sobre el cómo se hizo esa escena que todos conocen: si el Tenia usó prótesis o su propio warisnake. Luego, años después, vi un making-of y todo cobró sentido (me frustró de cierta manera).

En este gif, allá atrás, un típico chileno.

2.- Un documental: “Metropolis refundada” (2010). El concepto es así: Cómo esa reliquia que está aquí, frente a tus narices, al fin re-aparece gracias a la persistencia y el entusiasmo, la convicción pertinaz y paciente. Y bueno: la pesquisa, la aventura por encontrar películas –que más son esculturas ancestrales– es una veta no explorada en el cine chileno. La restauración, la conservación, el hallazgo, la puesta en valor y las mil historias asociadas. Eso y más es este tremendo documental argentino que me repito y siempre me sorprende.

En este gif, allí, Fernando Martín Peña intentando visionar las latas de Metropolis a lo largo de varios años. (Como dice el Rumpy: “El que cacha, cacha”.)

3.- Una serie: “Chile en llamas” (2015). Lo fascinante de esta serie es constatar cómo era Chile hace menos de 20 años, en plena “transición”. Cómo la censura, la paranoia, el matonaje, la estupidez, campaban a sus anchas en un país aun muy dañado, y, por lo tanto, muy dañino. El episodio donde se narra toda la polémica en torno a la obra teatral Prat, es de locos. El nivel de intolerancia, bronca, pavor, delirio, habla muy mal de cómo la sociedad estaba procesando su historia reciente. “Chile: un caso clínico” podría ser la secuela.

http://www.chilevision.cl/chile-en-llamas

“Aeon Flux” (1991). A veces quisiera no haber visto tanto material genial. Esta serie de animación, a la que no sé cómo llegué, me cautivó de inmediato. Creo haberla visto cuando en mi casa pusieron telecable (1998). A pesar de que en su momento no entendí ni pío de qué se trataba, luego la busqué y conseguí el pack de DVDs con documentales y toda esa challa. (La animación para “adultos” es un mundo repleto de piezas agotadoramente geniales: “Ninja Scroll”, “Akira”, “Heavy Metal”, “Fritz, the Cat”, “Peur(s) du Noir”, “Vals con Bashir”, etc.). Esta serie, fue además hecha en el apogeo de MTV –cuando mostraban videoclips y experimentaciones que hicieron escuela-. Es un proyecto inclasificable, dirigido por un coreano, con capitales gringos y mano de obra coreana (explotada necesariamente). Para todo aquel que le interesa la animación, la filosofía, la ciencia ficción, las estructuras raras –casi matemáticas–, pero atractivas, debe revisar este material si es que no lo conoce. Acá, en este gif, un sublime momento de regocijo heteronormativo.

4.- Un cortometraje: Un Paseo a Playa-Chancha (1903): No es porno, aunque casi, por lo explicitamente lúcido. Es un corto en una época donde no existía esa denominación, todo era simplemente cine. Me sigue sorprendiendo lo adelantada que fue esta película en una época donde tampoco se habían definido aún los géneros. Se ha dicho una y otra vez que es un documental, pero es una definición precaria, flojonaza y ruin (digna de teóricos manfinfleros). Así es la cosa: un empresario y realizador francés, Albert Maurice Massonnier, que venía peregrinando desde Uruguay, organizó un pick-nick, convocó a diversos porteños y a la prensa para la filmación de algo. Gente cruzaba el plano, habia una mesa dispuesta con asado y copetits; si hasta se fabricó un pugitado estilo slapstick. Todo fue una gran puesta en escena, descaradamente evidente y magistral. Toda ficción tiene un valor documental y todo documental es una representación (que usufructa de personas que actúan y no les pagan), o concertada o manipulada desde el montaje. “Un Paseo a Playa-Ancha” (1903) es la primera gran ficción nacional. Es un must.

http://www.cinechile.cl/pelicula-941

corto5.- Un videoclip: La temporera” (1997) de la banda Hechizo: el grupo, como todo aquel que tenga más de 25 debe saber, es un emblema del denominado género tropical o “sound”. Fue filmado en la IV región, al interior de Monte Patria. Una joya musical y visualmente hablando (el corte pelela del vocalista es épicamente noventero). Vale decir que en regiones antes que el cine de ficción o documental fue el videoclip la estrategia más asequible para experimentar y explorar las posibilidades del audiovisual. Por eso y más es una obra maestra, un documento histórico. Además tiene una propuesta híbrida, por un lado es un videoclip, un documental y por otro un video institucional notable (es decir, soportable). ¡Para tomar nota realizadores lateros y pecho-frío!

6.- Un director/a: Fernando Lavanderos, definitivamente. Me sorprendió su última película, “Sin norte”. Me dejó lleno de inquietudes. Está plagado de experimentos formales y cruces inquietantes. Me sorprendió la frescura de la cinta, lo atrevida y jugada en la puesta en escena, la mezcla de situaciones y personajes. Creo que cuando el protagonista se cruza con una joven estudiante de ciencias y pasa lo que tiene que pasar, ahí la película –o tal vez sólo ella– me mató.

lavanderos7.- Un actor: Nicolás Zárate, en “El Tila, fragmentos de un psicópata”. Sólida ejecución. La película en sí es toda una revelación, muy bien lograda; todo funciona y el montaje soberbio. Hay que verla, aquí y en la quebrada del ají.

tila8.- Una actriz: Alma Montiel. Hace muy poco (el 2013) se digitalizó “Río Abajo” (1950), la última película del cineasta, autor teatral y crítico Miguel Frank. Ahí ví a esta actriz y me sorprendió su interpretación en una película que tiene escenas bien reveladoras a pesar de que parece un mero drama costumbrista, es mucho más. Se puede ver acá:

http://www.cinetecavirtual.cl/fichapelicula.php?cod=69

Aquí un momento clave del relato justo luego de que la protagonista encuentra un huevo de dinosaurio:

9.- Una banda Sonora: “El bebé de Rosemary” (1968) del tradicional colaborador de Polanski, Krzysztof Komeda. Es lo más aterrador que he oído. Sutil y aterrador de una manera tan sutil que no parece aterrador. Mezclado además con tristeza, si le sumamos que el polaco perdió de manera tan trágica a su guapísima esposa poco después en un incidente ligado al tema de la película.

“Borat” (2006). Este es una inyección de energía y regocijo casi sexual. Este track lo tengo de despertador. Y cada vez que puedo, dejo que suene en lugares públicos para ver la reacción de la gente; a ver si encuentro cultores de esta delirante película o esperando que alguien se deje llevar por el adictivo ritmo gitano.

10.- Una escena: Una de “Danton” (1982), de Andrzej Wajda. La vi por primera vez el 2006 y me pareció insoportable. No estaba preparado, no merecía verla. Me conseguí hace poco un archivo rippeado de Blu-ray de la misma. No creo que haya sido sólo la mejora en la imagen y el sonido: esta vez me fascinó, y cada tanto en tanto regreso a ella. Veo escenas al azar cuando necesito una inyección de vigor. Está plagada de momentos poderosos. Una película lúgubre y angustiante en el mejor sentido. La escena en cuestión es el encuentro –o negociación– entre Danton y Robespierre en una cena-puesta-en-escena: una clase magistral de política.

10.- Un escritor: Armando Uribe, que dijo con precisión –al parecer copetia’o– en el tremendo documental “Señales de ruta” (2001, Tevo Díaz): “No se puede escribir nada, no se puede reproducir nada, no se puede vivir nada…no se puede vivir. Nada de lo que existe merece ser conservado”.

http://www.cinechile.cl/pelicula-697

uribe11.- Un sodomita: Felipe Avello. El mejor, el más elocuente y preclaro.

avello