Warning: Use of undefined constant post - assumed 'post' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/themes/valpovisual/single.php on line 1
Jorge Yacoman, director de “Fragmentos de Lucía”: “No quería mostrar a Valparaíso como una postal” | Valpovisual
Miércoles, Junio 22, 2016
Jorge Yacoman, director de “Fragmentos de Lucía”: “No quería mostrar a Valparaíso como una postal”

A días del estreno de la primera película protagonizada por Javiera Díaz de Valdés, conversamos con su director sobre el rodaje en la ciudad y las temáticas que aborda su último filme.

Por Tania López Gallardo

¿Cómo fue el proceso y la experiencia de rodar “Fragmentos de Lucía” en Valparaíso?

Estuvimos en Valparaíso un mes entero, éramos como seis personas y algunos de la productora Maceteros, que nos ayudaron mucho con las locaciones y el casting. Fue un rodaje bien guerrilla, porque no teníamos fondo y tampoco plata. Hicimos un crowdfunding y pretendíamos juntar 8 millones pero sólo juntamos dos. Finalmente nos lanzamos igual. La experiencia de grabar acá fue muy buena, la gente nos recibió muy bien y nos ayudaba mucho. Cuando nos veían en la calle, se interesaban y nos ofrecían ayuda, se mantenían muy atentos con todo lo que estaba pasando. Eso fue esencial, porque como equipo de Santiago queríamos que la gente aprobara el rodaje.

¿Los integrantes del elenco también eran de Santiago o había gente de acá?

De ambas ciudades. Traje a actores de Santiago, con los que se requería más tiempo de ensayo y trabajo, por su papel en la película. Al resto los conocí cuando llegamos a grabar.

En ese sentido, ¿cómo fue la dinámica de trabajo entre ambos equipos?

La dinámica con muchos actores fue muy interesante porque algunos los conocí acá mismo. Quienes me ayudaron con el casting, me mandaban videos y los elegía por este medio. A muchos los conocí incluso el mismo día que empezamos a grabar. Gran parte fue a través de esta metodología. Eso fue muy bueno, porque esta primera impresión se justifica también con la película, donde la protagonista se va encontrando y conociendo a distintas personas mientras recorre la ciudad. En ese sentido, conocerlas por primera vez fue muy importante. Todo fue fluyendo, los actores de acá y el equipo de Santiago se entusiasmaron, sentimiento que ayudó a que todo saliera bien.

000003

Making off, Fragmentos de Lucía (Imagen cedida)

En cuanto al escenario de la película, quienes no son de Valparaíso suelen tratar a la ciudad desde la postal, con una narrativa muy poética y un tanto repetitiva, ¿cómo te alejas de la carga turística y patrimonial que tiene esta ciudad?

Ese fue el primer desafío que me planteé. No quería mostrar a Valparaíso como una postal. Por lo mismo, vi muchos trabajos de gente de acá, pero me llamó la atención que los mismos realizadores que se quejan de esta poética un tanto nostálgica, terminan cayendo en esta misma dinámica, donde muchos cortos y películas muestran el puerto, los ascensores, etc. Estando acá, me di cuenta que todos los rincones de esta ciudad tienen un peso histórico y arquitectónico que te llevan a otro mundo. Salir de esa imagen fue difícil. Dejando de lado esta poética, creo que el Valparaíso que mostramos es más abstracto, como una cierta metáfora del estado emocional de Lucía, donde todo es muy integrado a ella.

Por eso la importancia del tratamiento de la imagen y sonido.

Buscar el clima, la luz y el ángulo indicado fue fundamental. Por lo mismo jugamos mucho con la profundidad de campo. Todo el trabajo del sonido fue bien importante, porque como la película no tiene música, quería rescatar el sonido del lugar, donde todo fuera una atmósfera y un ambiente a través de la misma ciudad. A diferencia de Santiago, donde el sonido es muy saturado, Valparaíso tiene la cualidad de tener esta sutileza que te lleva a recuerdos y estados emocionales, una especie de ventana que te transporta a otros lugares.

Esto se relaciona mucho con la cualidad reflexiva de la película, donde la protagonista, incluso, tiene muy pocos diálogos.

Ahí quería que Valparaíso hablara por ella, donde la ciudad fuese la voz. En un principio la idea del guión era que ella no dijera casi nada, donde no contara nada de su vida y que no entrara en monólogos. Pero era necesario que la protagonista se fuera enfrentando a ciertos fantasmas para poder sacarlos y afirmarse de algo, ella necesitaba sacar su verdad para saber si los demás ven lo mismo. Siempre está esta dualidad entre lo que es real y no, ese es uno de los juegos de la película.

000002

Javiera Díaz de Valdés, protagonista de Fragmentos de Lucía (imagen cedida)

¿Cómo fue tratar una temática relacionada con los trastornos psicológicos?

Fue difícil. Todos los trastornos son distintos, aunque uno tenga esta imagen típica del bipolar que muchas veces está feliz y al rato llorando, también pueden ser períodos, que sean muy oscuros y depresivos; pero son períodos. A mí lo que importaba era lo que venía antes de este desequilibrio, ir en búsqueda de este viaje por el que pasaba ella, donde se va perdiendo en esta herida que tiene, todo para sanarse. En la película este tema queda muy abierto, pero me parecía interesante dejarlo así. Para mí es todo un tema, porque yo estoy muy en contra del uso de pastillas, porque creo que hay otras formas de encontrar y volver al equilibrio.

Esta idea también va de la mano con esta búsqueda constante que tiene no sólo “Fragmentos de Lucía”, sino que también es un elemento presente en “La comodidad en la distancia”, tu película anterior.

La primera película es mucho más existencial e interna, donde el protagonista buscaba algo mucho más amplio, algún momento, un lugar físico o una persona. En esta película ella busca lo concreto, es decir, a su madre. Al final Lucía indaga en su vida y una historia, que ella misma trata de construir. Al mismo tiempo se reconstruye como persona.

¿Cómo fue trabajar con Javiera Díaz de Valdés? Una actriz que, cinematográficamente,  hemos encasillado por su papel en “Sexo con Amor”.

A ella la encasillaron mucho en ese papel de mujer sexy, sensual y siempre bonita; otra cosa. Como no la conocía mucho, yo también tenía estos prejuicios y esa imagen, pero me lancé y le envíe el guión. Cuando la vi, supe que era ella. Me puse a ver más de sus trabajos y sentí que no le habían sacado el jugo como actriz, por lo que fue un privilegio muy bonito trabajar con ella. Antes del rodaje, nos juntábamos para conocernos y paralelamente escribíamos un diario de Lucía, de toda su vida. Como el personaje tiene muy pocos diálogos, yo no podía pasarle el guión y decirle “lee esto y vamos viendo cómo sale”. Al final está todo este trasfondo que no se ve explícitamente, pero que está a un nivel más sensorial en la película.

¿Qué significa para ti estrenar “Fragmentos de Lucía” en la ciudad donde fue rodada?

El estreno acá fue como una especie de parto. En Santiago fue la parte bonita, a niveles más mediáticos. Pero en Valparaíso fue cumplir una etapa, porque ya había pasado un año desde el rodaje de la película. Yo esperaba de todo, porque Valparaíso y su gente defienden muy bien su cultura y patrimonio, pero quienes la vieron recibieron muy bien la película, con mucho cariño.

01

Making off, Fragmentos de Lucía (imagen cedida)

Trailer