Warning: mail() has been disabled for security reasons in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/mu-plugins/bps-mu-tools.php on line 107

Warning: Use of undefined constant post - assumed 'post' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/themes/valpovisual/single.php on line 1
“Mommy”: La voluntad de ser madre | Valpovisual
Martes, Junio 2, 2015
“Mommy”: La voluntad de ser madre

Por Pascal Jorrat

Quinto largometraje de Xavier Dolan, el joven canadiense de 26 años considerado el nuevo “enfant terrible” por el estilo provocativo de sus películas que exploran las complejidades de las relaciones sentimentales y familiares. Mommy, laureada con el Premio del Jurado (junto a Adiós al Lenguaje de Jean-Luc Godard) en el pasado Festival de Cannes, no es la excepción y explora la maternidad de Diane (Anne Dorval), una viuda que debe volver a hacerse cargo de su hijo Steve (Antoine-Olivier Pilon), un adolescente con problemas de déficit de atención e hiperactividad que fue expulsado del centro de reeducación donde estaba por su conducta iracunda. Todo esto en una Canadá futura donde está aprobada la ley S-14, que estipula que el padre de un niño con problemas de conducta tiene el derecho moral y legal para dejar a sus hijos al cuidado de cualquier hospital público, sin necesidad de un proceso legal.

Diane decide no utilizar esta posibilidad y prefiere emprende una vida junto a su hijo a pesar de las dificultades, debiendo sortear sus conflictos de auto-realización en el ámbito social y laboral para poder brindarle a Steve un nido robusto y tranquilo que no ha conocido, y a su vez, él deberá controlar sus actitudes irreflexivas producto de su patología para poder ayudarla y protegerla.

1 (1)

-Steve:Seremos un equipo, me controlaré y cuidaré de ti

En este ambiente simbiótico pero disfuncional conocen a su nueva vecina Kayla (Suzanne Clement), profesora de secundaria que está en un año sabático por un accidente que le dejó secuelas en su forma de comunicarse. A pesar de sus taras, madre, hijo y vecina formarán una relación estrecha que les servirá para poder reconstruirse y así reconquistar el mundo que hasta ese momento les ha sido esquivo.

Kayla es un ejemplo de cómo un ambiente opresor nos limita hasta llegar al extremo de afectar la herramienta primitiva que poseemos para comunicarnos, el lenguaje. ¿Qué hacemos entonces cuando el puente que tenemos para conectarnos con el resto está dañado? Buscamos otros puentes. Bajo esa premisa se incorpora a la relación vertiginosa de Diane con Steve, entre ellos las palabras sólo son excusas porque siempre llegan tarde, sus acciones son más rápidas que sus palabras. Un baile tímido e improvisado cuando se conocen muestra la incipiente complicidad que se forma entre ellos, cada uno fiel a su estilo pero de vez en cuando mezclándose con el del otro para luego volver al propio, tal como son las relaciones personales.

A pesar que Kayla encuentra en Diane y Steve un ambiente donde no se sienta coartada (más cómoda incluso que en su propia casa, con su esposo e hija), evidenciado en la mayor fluidez de su forma de hablar, ella también es mamá y por lo tanto tiene su propia historia y concepto de familia. Dolan nos muestra estas diferencias mediante los collares que tiene cada una. El collar que lleva puesto Diane dice “Mommy”, regalo que le hizo Steve cuando regresó a su custodia, como si las madres necesitaran un cartel que las reconociera. Por el contrario, el collar de Kayla es un signo infinito y un corazón, demostrando que ese rol no aparece como una investidura. En uno de los ataques impulsivos de Steve, empieza a hostigar a Kayla que responde retraidamente hasta que le quita uno de sus collares, provocando una reacción inesperadamente, mucho más violenta, demostrando que a pesar de sus dificultades comunicacionales y timidez la familia es algo que no le pueden arrancar.

“Mommy” es una relación de amor y odio, poniendo al límite a cada uno. Hasta qué punto una madre puede llegar a ser capaz de ceder sus libertades para cuidar a un hijo con problemas conductuales y hasta dónde puede llegar un hijo en busca del amor materno. Una tensión que puede cortar el hilo que los une y que puede llevar a Steve a un conflicto edípico como la misma imagen del afiche promocional nos sugiere.

2

-Diana: “No hay muchas formas de manejar esto, tu lidias con tu vida, yo lidio con la mía, eso es todo. (…) estoy llena de esperanza, no queda mucha esperanza en el mundo, pero a mí me gusta pensar con esperanza, esperando todo el día. La esperanza puede cambiar las cosas. Un mundo esperanzado con gente sin esperanza eso no nos va a llevar lejos.”

La película abandona los aspectos 1.85:1 ó 2.35:1 usados generalmente en las películas modernas e incluso el aspecto clásico 4:3, aunque usado en películas más recientes como Ida o El Gran Hotel Budapest y decide filmarla en un aspecto 1:1 (misma proporción de las fotos tomadas por Polaroid o Instagram), un cuadrado que descoloca al espectador por su rareza, pero que sin embargo no es antojadizo porque evoca una sensación claustrofóbica y molesta que permite acercarse a los sentimientos que van desarrollando los protagonistas y nos hace concentrarnos en el centro de la acción, sin distracciones. Esta proporción se modifica y da paso a un aspecto más ancho en la medida que los personajes se liberan y van dejando atrás sus obstáculos, permitiéndonos abandonar la claustrofobia para acompañar sus acciones como un espectador aún atento, pero que da un paso hacia atrás.

Ficha Técnica

Canadá, 2014, 139 min.

Título Original: Mommy

Director: Xavier Dolan

Guión: Xavier Dolan

Reparto: Anne Dorval, Antoine-Olivier Pilon, Suzanne Clément, Alexandre Goyette, Patrick Huard.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *