Warning: Use of undefined constant post - assumed 'post' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/themes/valpovisual/single.php on line 1
“El Bosque de Karadima”: El hombre está condenado a ser libre | Valpovisual
Miércoles, Mayo 6, 2015
“El Bosque de Karadima”: El hombre está condenado a ser libre

Por Pascal Jorrat

Sin amigos, una madre principalmente interesada en sus citas con distintos hombres y un padre ausente por haber asesinado a uno de éstos. Ése es el ambiente carente de afectividad que rodea a Thomas Leyton (Pedro Campos), un joven de 17 años que busca su sentido de pertenencia en la Iglesia, encontrando en la parroquia El Bosque –justamente ubicada en un bosque– un espacio inspirador y misterioso.

Es la vulnerabilidad de Leyton lo que irá potenciando su acercamiento con la Iglesia Católica y especialmente a Fernando Karadima (Luis Gnecco), quien se convierte no sólo en su referente eclesiástico, sino también en un modelo a seguir. La disyuntiva de Thomas es sobre el camino que quiere seguir: una carrera universitaria o el sacerdocio.

A pesar de entrar a estudiar Medicina, Thomas mantiene sus dudas sobre lo que quiere llegar a ser, ya que su contexto emocional no ha cambiado. Decide entonces acercarse aún más a la Iglesia y a Karadima, quien ya posee el liderazgo inexorable de la agrupación juvenil parroquial. Se establecerá así una relación en donde Thomas, según sus propias palabras, “No tenía voluntad propia… No me arrebató la libertad, yo se la fui entregando”. Una relación marcada por los abusos sexuales y psicológicos, la unilateralidad y la aceptación irreflexiva de las decisiones.

Ya adulto, Thomas (Benjamín Vicuña) se enamora de una mujer, explorando un sentimiento bastante ajeno para alguien acostumbrado a reprimir todo ímpetu emocional. Frente a esta nueva sensasión que aflora, Thomas deberá redescubrirse, haciéndose las mismas preguntas que antes, pero ahora el contexto es distinto. Por primera vez, deberá ser capaz de decidir. A partir de ese momento, encarnará una de las máximas del filósofo Jean Paul Sartre: “El sujeto es libre y siempre puede cambiar la historia. El hombre vive alienado, pero antes de alienarse, fue libre. Es posible la alienación porque antes existió la libertad, lo que hay que hacer es volverla a conquistar”.

2106765

“El Bosque de Karadima” está basada en la historia de James Hamilton, quien denunció al sacerdote el año 2005 de reiterados abusos, los que posteriormente fueron reconocidos por el Vaticano. Karadima fue declarado culpable el año 2011 en medio de fuertes presiones eclesiásticas y la declaración de incompetencia al Ministerio Público luego de que los antecedentes fueran prescritos porque ocurrieron antes de la Reforma Procesal Penal.

Frente a estos hechos, el director Matías Lira considera “fundamental que los abusos se materialicen cinematográficamente, que la sociedad no lo olvide, se sensibilice y ojalá se empodere. El cine es más que entretención”.

Basar el argumento de la cinta en la maquinaria del abuso de poder y la red de protección de las altas autoridades de la Iglesia Católica –evidenciando una institución cada vez más desacreditada– habría sido fácil. Si bien hay un par de escenas que plantean una visión parcial de la Iglesia, no hay atisbos de esto en la película. El tema central subyace en las emociones, en la necesidad que tenemos de sentir que pertenecemos a algo y en la distorsión de la percepción del otro como un ‘legítimo otro’ cuando alcanza una posición privilegiada.

La sensibilidad que logra esta sutil película en los espectadores se debe a la perspicacia de un guión que no deja cabos sueltos, escrito por Elisa Eliash (“Aquí estoy, aquí no”), Alicia Scherson (“El futuro”) y Álvaro Díaz (“31 minutos”). La formidable fotografía, a cargo de Miguel Joan Littin, contribuye a generar una atmósfera que evoca la sensación de estar en un laberinto y los desenfoques de la cámara aumentan el misticismo inicial en la figura de Karadima (aunque por algunos momentos se abusa de este recurso).

“El Bosque de Karadima”, además de ser una excelente película, ha permitido una reconciliación de los espectadores nacionales (hasta ahora, más de 110 mil) con el cine chileno. Es de esperar que esto ayude a erradicar la idea equivocada, pero ampliamente defendida, que nuestro cine sólo es sexo injustificado, dictadura y garabatos.

Ficha Técnica:       
Chile, 2015, 100 min.
Título Original: “El Bosque de Karadima”.
Director: Matías Lira.
Guion: Elisa Eliash, Alicia Scherson, Álvaro Díaz.
Reparto: Luis Gnecco, Benjamín Vicuña, Ingrid Isensee, Aline Kuppenheim, Gloria Münchmeyer, Pedro Campos, Marcial Tagle, Francisco Melo, Osvaldo Santoro, Renato Jofré.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *