Warning: Use of undefined constant post - assumed 'post' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/themes/valpovisual/single.php on line 1
“Ida”: La búsqueda de la identidad | Valpovisual
Martes, Abril 21, 2015
“Ida”: La búsqueda de la identidad

Por Pascal Jorrat

Ambientada en Polonia durante los años 60’, Ida narra la historia de Anna (Agata Trzebuchowska), una joven novicia que está por jurar sus votos para convertirse en monja en un convento que ha vivido desde que quedó huérfana. Para esto, la madre superior le aconseja que visite a su única pariente viva, su tía Wanda (Agata Kulesza), otrora jueza del partido comunista que debido a su conducta vehemente acaba como magistrada local. Un día su tía le revela que es judía y que su verdadero nombre es Ida Lebenstein, lo que significará una aventura para ambas recorriendo Polonia en busca del verdadero destino de sus padres.

En un comienzo el encuentro para Ida es un simple requisito para poder jurar sus votos y renunciar así a todo placer terrenal. Ingenuamente pregunta si es necesario tener que visitar a su tía, la religión parece solventar toda duda acerca de la situación de su familia y le permite a una persona sin historia tener dónde aferrarse, a pesar que esto involucre la incertidumbre. Para Wanda, que nunca se preocupó por ella, nunca respondió las cartas enviadas por el convento, el encuentro representa sólo una visita efímera que no afectará su forma de vivir marcada por los encuentros sexuales con desconocidos y el alcohol. Sin embargo, debido y a pesar que tía y sobrina son la antítesis, el encuentro se convierte no sólo en la búsqueda de la verdad sobre los padres de Ida, sino que en la búsqueda de la identidad de cada una de ellas derribando juntas los límites impuestos por la religión y la política que han coartado su libertad.

-Wanda: ¿Tienes a veces pensamientos impuros?

-Ida: Sí.

-Wanda: ¿Sobre el amor carnal?

-Ida: No.

-Wanda: Es una pena. Deberías probar, de otra forma, ¿qué clase de sacrificio son esos votos tuyos?

Ida1

Por momentos da la impresión de estar viendo una película de Ingmar Bergman, debido a la belleza del tratamiento de un tema tan profundo e introspectivo, al desarrollo casi teatral en base a sólo dos personajes y también por los simbolismos presentes. Por ejemplo, una vez que finaliza el viaje, un viaje que sólo puede culminar cuando se logra saber la verdad y queda buscar la vida (como el verso de Alejandra Pizarnik: ya comprendo la verdad / ahora / a buscar la vida), Ida pone desde el comienzo un vinilo que había terminado de escuchar Wanda. Con esto no sólo vuelve a reproducir la música sino también una forma de vivir y se apropia de una personalidad contraria a la que llevaba pero necesaria para finalmente tener la certeza si puede regresar al convento a pesar de estar en una dirección contraria a la que va el resto (otro simbolismo observado en la siguiente imagen). Es decir, cambiar la manera de ser para validar la que estaba llevando.

 Ida2

En Ida, el director Pawel Pawlikowski renuncia a los colores y decide realizarla  completamente en blanco y negro, lo que evoca aún más la sensación de desolación de las protagonistas junto a los paisajes llanos y fríos con una proporción 4:3 propia del cine antiguo. Además, la gran actuación de Agata Kulesza junto a una maravillosa fotografía y composición de las tomas (verdaderos conjuntos de fotografías donde todo está quieto a excepción de algo o alguien que se mueve) hacen de Ida una de las mejores películas estrenadas el 2014 y justa merecedora del Óscar a la mejor película extranjera.

Ficha Técnica:
Polonia, 2013, 80 min.
Título Original: “Ida”.
Director: Pawel Pawlikowski.
Guion: Pawel Pawlikowski, Rebecca Lenkiewicz.
Reparto: Agata Kulesza, Agata Trzebuchowska, Joanna Kulig, Dawid Ogrodnik, Jerzy Trela, Adam Szyszkowski, Artur Janusiak, Halina Skoczynska, Mariusz Jakus.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *