Warning: Use of undefined constant post - assumed 'post' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cinelosa/public_html/valpovisual.cl/wp-content/themes/valpovisual/single.php on line 1
Gloria: vivir ad portas de los 60 | Valpovisual
Domingo, Agosto 4, 2013
Gloria: vivir ad portas de los 60

Por Eduardo Araya

Gloria tiene 58 años y no tiene pareja. Bajo las luces de Santiago de Chile, ella sostiene su existencia en quehaceres mundanos que la mantienen activa, rechazando pudores y miedos obsoletos. Gloria es una mujer moderna y valiente. Tiene dos hijos independientes y un matrimonio que fracasó. Trabaja, hace yoga, parrandea. Siempre sola, pero rebosante de optimismo. Esta endeble satisfacción se altera cuando conoce a Rodolfo, un sesentón recién separado con quien inicia un agridulce romance que le aporta un vivificante giro a su historia.

Estamos frente al retrato de una mujer madura y audaz en un proceso de reconstrucción, redescubrimiento o como prefiera llamársele. Parte importante de este concepto que plantea la película está dado por la relación de Gloria con sus hijos, Ana y Pedro, que operan como personajes secundarios cuya principal labor dramática y narrativa, más que dar cuenta de su propia subtrama, consiste en perfilar los rasgos y arcos emocionales de la protagonista, por medio de la exposición de sus vidas como seres autónomos que le exigen a ella avanzar y reorientar su existencia. Pero es, esencialmente, a través del idilio con Rodolfo donde se ilustra con mayor intensidad el núcleo del dilema existencial de Gloria, por cuanto se nos presenta un romance con un sujeto que poco a poco va revelando su arraigado machismo y enfermiza dependencia hacia sus hijas y su ex mujer, obstáculos para una verdadera relación que sitúan a la protagonista de frente a sus problemáticas vitales: la soledad, las ganas de amar y la entrada a la vejez.

CRITICA - GLORIA

Si bien el filme nos expone diversas temáticas, entre las que figuran la búsqueda del amor en la edad madura, el alejamiento de los hijos y las formas de enfrentar la soledad, lo que trasciende es el propio personaje de Gloria, la heroína de esta historia: una mujer intrépida en un mundo cobarde, inapropiado para seres como ella, donde el arrojo y la búsqueda de la felicidad parecen carecer de importancia.

A nivel estético, el filme irradia una atmósfera europea y un tenor documentalista; lo anterior se manifiesta en un tratamiento visual donde predomina la realidad y naturalidad de las imágenes, en contraposición a una grandilocuencia cinematográfica. De esta manera, la película consigue una contenida belleza que reside en la verdad que transmite por medio de una cámara nerviosa acompañada de una cuidada iluminación y fotografía. Esta honestidad de la que hablo también se potencia con las interpretaciones, tan reales que estremecen, en especial la de Paulina García y Sergio Hernández.

Al estilo de la nouvelle vague francesa, la película se sostiene sobre sus personajes, fundamentalmente en Gloria, más que en una trama de acciones definida. Así las cosas, el filme constituye una depurada y bien ejecutada selección de situaciones, dotada de bellos simbolismos (el gato, el esqueleto, el pavo real, etc.), que nos dibujan a nuestra heroína en la cotidianeidad de su etapa vital; episodios que tienen el valor de crear en el espectador una auténtica conexión con la protagonista. Este tipo de películas suele pecar de un exceso de escenas contemplativas, pero en este caso el montaje ha sido capaz de dosificar muy bien el ritmo del metraje. Por lo demás, hay por lo menos tres momentos de catarsis, tan trágicos, cómicos, sinceros y cándidos, que por sí solos justifican ver este lúcido filme.

CRITICA - GLORIA4

Director: Sebastián Lelio

País: Chile

Año: 2013.

Reparto: Paulina García, Sergio Hernández, Coca Guazzini y Antonia Santa María

110 minutos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *